Si revisa en marzo su préstamo hipotecario se ahorrara hasta 300 euros por año

27.03.2012

El Euribor, el indicador al que están vinculados en España la mayoría de los préstamos hipotecarios, abaratará en 300 euros anuales, los préstamos de los hipotecados que sean revisados en marzo.

A unos días de que termine el mes de marzo, la tasa provisional mensual de esta indicador se halla en un 1,515 por ciento, lo que representa una bajada del 0,409 por ciento en comparación con el Euribor de marzo de 2011.

De esta forma, para un préstamo hipotecario de ciento veinte mil euros, a un vencimiento a veinticinco años, aplicando un interés del 1% más Euribor, el hipotecado que tenga que revisar su préstamo en marzo conseguirá una bajada de la mensualidad de 25 euros.

Es el segundo mes continuado en que el Euribor da un pequeño respiro a la maltrecha cartera de los hipotecados. En la tasa de cada día, el indicador ha comenzado la última semana de marzo con una bajada de 8 milésimas, ubicándose en un 1,440 por ciento.

Todo parece indicar que el Euribor continuara en descenso lo que queda de año, su comportamiento será parejo al descenso en la cifra de préstamos hipotecarios firmados.

En concreto, la cifra de préstamos hipotecarios constituidos sobre inmuebles llego en el primer mes de 2012 a 29167, por lo tanto tuvo una bajada de un 41,3 por ciento en comparación con enero del año pasado.

Con la regresión de enero, las viviendas sobre las que recae un préstamo hipotecario enlazaron veintiún meses continuados de descenso. La bajada del primer mes del año fue más pronunciada que la de diciembre, cuando los inmuebles hipotecados bajaron más del 32%.

Medidas para favorecer deudores hipotecarios podrían excluir hipotecas con avalistas

13.03.2012

El sábado fue publicado el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto que pretende establecer medidas para favorecer a los deudores hipotecarios que puedan ser objetos de desahucios y que protegen, en concreto, a las familias con la totalidad de sus integrantes en paro, y que el pago por el préstamo hipotecario sea mayor al 60 por ciento de sus ingresos y corresponda a la vivienda principal.

Hasta allí todo ha sido igual a lo anunciado. Sin embargo, el texto publicado incluye otras restricciones, como el hecho de que la protección no aplica a préstamos hipotecarios en los cuales se hayan otorgado otras garantías (como avales personales). En estos casos, la familia del avalista debe también cumplir con los requisitos mencionados en el párrafo anterior.

Por ejemplo, si a un deudor hipotecario lo han avalado sus padres, para beneficiarse de la protección contra el desahucio, éstos últimos y todas las personas de la familia que van con ellos deberán estar en paro, carecer de bienes para afrontar la deuda y que los ingresos no superen el 60 por ciento de la cuota mensual hipotecaria.

Dado que la mayoría de las personas que se encuentran en riesgo de desahucio, probablemente requirieron de un avalista para obtener la hipoteca, existe la preocupación, en consecuencia, de que las medidas anunciadas sean de aplicación a muy pocos casos.

Si consideramos, además, que en muchos casos se produjeron avales cruzados, en los cuales un deudor le servía de avalista a otro y viceversa (especialmente en el caso de inmigrantes) la situación puede ser más grave de lo que se considera.

Por otra parte, como se había anunciado, las medidas de protección aplican a los deudores de los Bancos que asuman el llamado Código de Buenas Prácticas. Ahora bien, ello es voluntario en el sentido de que cada entidad decide si lo asume o no. Por este motivo el número definitivo de beneficiados con la medida puede verse más reducido aún.

Un nuevo índice podría aparecer en el mercado hipotecario

06.03.2012

El Euribor lleva ya algo más de 13 años seguidos, señalando la vinculación de las hipotecas que se contratan en España. Parecía que nadie lo podía tocar, había acorralado a otros índices en el momento de establecer las revisiones semestrales o anuales de los prestamos hipotecarios y se había convertido en el dueño del mercado. En la actualidad, cuando nadie cuestiona su liderazgo, las entidades financieras comienzan a dudar de su validez.

Algunas entidades han solicitado al Banco de España, que busque otra vinculación para el mercado de los préstamos hipotecarios. Las entidades comienzan a no confiar en su elevada volatilidad. A opinar que no es lo más adecuado para sus interesas en esta época dura, con el mercado limitado de financiación, la batalla por los depósitos de los ahorradores y la financiación del mercado mayorista ha lanzado el costo del pasivo.

Si bien, nadie debe pensar que el Euribor está liquidado o que va incluirse en la historia financiera reciente en los próximos meses. No, solamente va a coexistir con un índice nuevo y con los habituales del mercado: el de las cajas de ahorro, el de los bancos, de otras entidades bancarias y algunos otros que resisten todavía.

Ya está trabajando sobre el índice nuevo un equipo de trabajo del Banco de España, sobre la base de las exigencias que han realizado las entidades financieras. Aunque no saldrá hasta en los próximos meses.

Las opciones que se manejan son varias, el primero es el Midswap (interest rate swap) a 5 años, ya que la deuda pública tiene ese vencimiento, en la actualidad se sitúa en un 1,54% habría que agregar el diferencial, según la vinculación del usuario. Si bien, el bono a 10 años se descarta.

Pensar en una referencia a términos parecidas a un préstamo hipotecario, es decir, unos veinte años es inviable. No existen referencias en el mercado, se tratara de hallar una referencia, cuyo importe se establezca diariamente en un transparente mercado.