Solicitar el período de carencia no sale gratis

08.08.2011

Hace unos días Santander anunciaba una nueva medida para evitar aún más embargos hipotecarios. La entidad bancaria ofrecía 3 años de carencia a aquellos clientes que hubiesen visto una bajada en sus ingresos superior al 25%. Dicha carencia implica únicamente pagar los intereses del préstamos hipotecario y no la hipoteca en sí, bajando considerablemente la cuota durante aquellos 3 años. No obstante, la medida anunciada no le saldrá gratis a quienes se acojan a la misma. Por el contrario, será notablemente costosa.

En este sentido, si tomamos una hipoteca estándar de 125 mil euros a pagar en 25 años con un Euribor al 2,2% más un diferencial del 0,75% quien solicite el aplazamiento al final del cuarto año tendrá que pagar unos 9,225 euros adicionales puesto que ha agregado 3 años más a su hipoteca. Por tanto, el acogerse a esta medida implicaría tener que pagar una hipoteca a lo largo de 28 años en lugar de los 25 años iniciales.

En el caso de que el período de carencia se solicitase a los 12 años de vida de la hipoteca, el importe adicional a pagar sería de 6113 euros, lo cual implica pagar un 11,78% más de los previsto. En el caso de que la solicitud se llevase a cabo a los 20 años de la hipoteca, el importe adicional a abonar sería de 2096 euros, un 4,04% más que el importe inicial.

En cualquier caso, queda claro que no se trata de una medida gratuita sino que implica pagar bastante más dinero aplazado y por tanto es una medida que únicamente debe adoptarse en el caso de que no haya otra opción.



Comentarios

¿Algo que comentar?