Comisiones asociadas a los préstamos hipotecarios

13.06.2011

Las comisiones de las hipotecas las vamos a ver reflejadas en los contratos antes de firmar, lo que hace que tengamos que fijarnos bien en las mismas antes de firmar.

Los préstamos hipotecarios tienen una variedad de comisiones que se aplican por diferentes conceptos y que se contemplan en el contrato. Estas comisiones son cobradas a los clientes para hacer frente a los diferentes gastos, como es la apertura, modificación o cancelación de contrato.

Las comisiones las conoceremos de antemano, pero las mismas antes de contratar la hipoteca pueden ser negociadas con la entidad, con el fin de disminuir dichas comisiones, algo muy importante si queremos abaratar al máximo el préstamo hipotecario

Es por ello, que las comisiones que nos podemos encontrar son las siguientes:

Comisión de apertura: Esta es generada a la hora de abrir la hipoteca. Esta comisión es incluida en el Tae de la hipoteca y puede ser del 0% al 3% en la mayoría de los casos sobre el importe hipotecario, aunque a veces se fija un mínimo que puede ser de unos 600 euros.

Comisión por Gastos de estudio: En la gran mayoría de las hipotecas no se suele dar este tipo de comisión, la cual se daba por estudiar la viabilidad de la hipoteca hacia el cliente.

Comisión por cancelación o por amortización: Esta comisión se da a las hipotecas que han sido firmadas antes del 9 de diciembre de 2007. La comisión de cancelación es aplicada cuando el hipotecado quiere terminar la deuda antes de tiempo, mientras que la de amortización se da cuando se paga parte de la hipoteca. A día de hoy estas comisiones suelen estar entre el 0 y el 0,50%.

Comisión por desistimiento total o parcial: Esta comisión viene dada a la ley 47/1007 del 7 de diciembre, donde se comenta que todas las hipotecas creadas a partir del 9 de diciembre de 2007 que paguen el total o parte de la hipoteca tendrán que pagar una comisión máxima durante los 5 primeros años del 0,50% mientra que después de estos años el máximo será del 0,25%.

Comisión por subrogación de cambio de banco o acreedor. Esta comisión se da cuando la hipoteca cambia de entidad, siendo el máximo de la misma del 1% sobre el capital pendiente de pago. Mientras, debido a la ley 2/2003, todas las hipotecas con fecha posterior al 27 de abril de 2003 tendrán una comisión máxima del 0,50%.

Comisión por subrogación del deudor: esta comisión se da en los cambios de titular de la hipoteca. Estas se dan en compra-venta de particulares, sabiendo que el banco tendrá que dar el visto bueno de este cambio, o por mortis causa, siendo la comisión dada al nuevo deudor.

Reclamación de impagados: esta comisión se da cuando el pago mensual se retrasa y se crean una serie de gastos por devolución de recibos y gestiones pertinentes. Esta comisión depende de la entidad, pero puede ser de entre 20 y 35 euros.

Comisión por cambio de condiciones: esta se da en los cambios relevantes del préstamo y ronda entre el 0% y el 2,50%.

Mientras otras comisiones pueden ser por:
Ampliación o reducción de capital
Modificación de plazos de amortización, siendo la comisión máxima del 01%
Cambios en los tipos de interés.



Comentarios

¿Algo que comentar?