Un juez considera suficiente entregar la vivienda para saldar la deuda del préstamo hipotecario

28.01.2011

Reintegrar a la entidad bancaria la vivienda con la hipoteca es bastante para que el hipotecado liquide la deuda adquirida con el banco, si el importe de tasación es más elevado que el de la deuda. Así, lo establece la Audiencia Provincial de Navarra, en su Sección Segunda, en una resolución dictada el pasado 17 de diciembre, sin que el usuario este obligado a pagar la diferencia, cuando la vivienda se haya depreciado por la crisis económica.

El procurador, es el juez Coyena Salgado, toma así una resolución totalmente pionera, ya que la legislación actual determina, que el usuario que no puede abonar su préstamo hipotecario debe entregar el inmueble a la entidad bancaria, y que en el supuesto de que una tasación manifieste que la vivienda ha perdido valor, deben pagar la cuantía restante, hasta pagar la deuda reclamada.

Si bien, en diciembre el Ejecutivo rehusó una moción de Convergencia i Union que solicitaba incluir que la opción de que la entrega del inmueble, permitiera saldar la hipoteca con la entidad. El Congreso, solamente aprobó una enmienda que permitirá efectuar posibles cambios en la normativa hipotecaria, para restringir los resultados sociales derivados, de las ejecuciones hipotecarias.

En esta situación, la sentencia concluye, un recurso de una entidad bancaria contra un fallo sentenciado en noviembre de 2009 por un Juzgado de Estella, que juzgó que no había parte, a proseguir con una ejecución hipotecaria, posteriormente de que el banco embargará el inmueble y se la otorgará, ya que la subasta convocada quedo desierta.

Concretamente, la hipoteca ascendía a 71.225 euros. La entidad bancaria, en la escritura de la hipoteca taso el inmueble en 75.900 euros en total, sin embargo, el valor de subasta se redujo a 42.895 euros. Por esta razón, el banco quiso proseguir con el embargo, objetando que con la subasta no se cubría el precio global de la deuda solicitada.

Estima la Audiencia, ratificando la sentencia en primera instancia, por tanto, rechazando el recurso interpuesto por el banco. Si bien, es verdadera la explicación de la entidad bancaria, no obstante, el valor del inmueble es bastante para cubrir el capital principal de la hipoteca, e inclusive es más alto que este.

Ya que la entidad bancaria se ha quedado la vivienda, por lo que concluye circunstancial, que en la subasta el precio era inferior, por lo que la ejecución requerida solamente podrá seguir para intereses y costas. Y señala, de nuevo, que la vivienda estaba valorada por la misma entidad, en una cuantía superior, al capital principal de la hipoteca.

Asimismo, el fallo reprocha al banco que use como argumento, para que continúe el proceso de ejecución, que el inmueble subastando tenga en la actualidad, un precio más bajo al del instante de tasación, dado el momento de crisis y la situación presente del mercado.

En este aspecto, propone un razonamiento que califica de moralmente discutible, ya que determina, el origen de la crisis, es una causa muy concreta, que es la nefasta gestión del sistema bancario, del que resultan principales las definidas como hipotecas basuras y las entidades financieras. Y recrimina al banco, que no puede rechazar que forma parte del sistema financiero. Que por la nefasta gestión de cajas, bancos y otras entidades crediticias, han confluido en una crisis mundial, sin antecedentes desde el crack del 29.

Así, indicaba que el Código Civil en su art. 3.1, establece que las reglas, se interpretarán según la realidad de la época en que han de aplicarse, por lo que la petición del banco de continuar con la ejecución, no formará un abuso de derecho, aunque es rechazable moralmente. Ya que resulta especialmente delicado, que el pretexto que demuestra su petición este basado en unas condiciones que principalmente han causado mucha compasión.

Y todo esto, pese que reconoce, formalmente, que habría que juzgar que la actuación de la entidad se adapta a la literalidad de la normativa, y que efectivamente, tiene razón a pedir lo que ha demandado.

Finalmente, la Audiencia ha dictado la sentencia en firme, por lo tanto no es recurrible, pero no sienta jurisprudencia.

El número de préstamos hipotecarios sobre viviendas encadena siete meses a la baja

27.01.2011

El Instituto Nacional de Estadística ha informado que en el undécimo mes de 2010, la cifra de préstamos hipotecarios formalizados sobre viviendas, mitigó su bajada interanual durante ese mes y bajó el 14,6% en comparación a noviembre de 2009.

Con esta regresión interanual, las viviendas sobre las que recae una hipoteca enlazan su séptima bajada consecutiva, y todo indica que han accedido a una senda a la baja, tras haber sufrido despuntes durante el primer cuatrimestre del año.

La bajada de noviembre, es más contenida que la de octubre, cuando las viviendas hipotecas se aminoraron en un 23%.

Las viviendas sobre las que recae un préstamo hipotecario subieron en noviembre un 11,7%, respecto a la bajada mensual de un 25% que sufrieron en el mes anterior.

La cuantía media de los préstamos formalizados en noviembre sobre vivienda logró los 114.258 euros, una bajada del 1,8% en relación al mismo periodo de 2009, aunque el capital prestado cayó en tasa interanual un 16,2%, hasta ubicarse en los 5.048,6 millones.

En el penúltimo mes del año se formalizaron 67.206 préstamos hipotecarios, sobre fincas urbanas (se incluyen las viviendas) y rústicas, dato que representa una bajada de un 18,9% en relación a noviembre de 2009, y en tasa intermensual un incremento de un 7,6%.

En cuanto a los créditos hipotecarios, el capital asignado cayó un 26,1%, en tasa interanual en dicho mes, hasta ubicarse en 8.358,2 millones. En tanto, que la cuantía media de los préstamos formalizados sobre el conjunto de fincas alcanzó los 124.367 euros, un incremento del 1,9% en relación a octubre y una bajada del 8,8% en comparación a hace un año.

Entidades.

Cajas de ahorros.

Préstamos hipotecarios: 51,8% – Capital prestado: 47,9%.

Bancos.

Préstamos hipotecarios: 35,8% – Capital prestado: 40,7%.

Otras entidades financieras.

Préstamos hipotecarios: 12,4% – Capital prestado: 11,4%.

En noviembre, el interés medio se ubico en el 3,82%, lo que representa una bajada en tasa interanual del 6,6% y un despunte respecto al mes anterior del 2,1%.

Promedio por entidades.

Cajas de ahorro.

Interés: 3,92% – Periodo medio: 23 años.

Bancos.

Interés: 3,76% – Periodo medio: 22 años.

El 96,1% de los préstamos hipotecarios constituidos en el mes evaluado aplicó un interés variable, tan solo un 3,9% se decanto por el fijo. En los variables, el Euribor continúa siendo la referencia más usada en las hipotecas, concretamente en un 89,8%.

La cifra total de préstamos hipotecarios con modificaciones en sus términos alcanzo los 31.332, una bajada del 21,6% interanual. En las viviendas, la cifra de préstamos hipotecarios que cambiaron sus términos fue de 18.363, un descenso del 28,1% en comparación con el penúltimo mes de 2009.

Según el tipo de modificación en las condiciones, en noviembre se realizaron 24.938 cambios con la misma entidad bancaria (novaciones), con una bajada interanual de un 22,8%. Por su lado, la cifra de subrogaciones (préstamos que se trasladaron a otra entidad) alcanzo los 4.141.

Por su parte, 2.252 préstamos hipotecarios modificaron su titular, lo que representa un despunto de un 1%. De los 31.332 préstamos hipotecarios con modificaciones en sus términos durante el penúltimo mes de 2010, un 38,25 fue por cambios en el interés.

La cantidad de préstamos a interés fijo se amino, tras la modificación de condiciones, ya que la gran parte de estas hipotecas pasaron a estar vinculadas a un interés variable.

El interés promedio más reducido y tras el cambio fue el proporcionado a otro interés, que bajo hasta el 2,77%. Después del cambio de condiciones, el interés promedio de las hipotecas cayó un 1,02% en los préstamos a tipo variable y un 0,91% en los variables.

Asimismo, se cancelaron en el registro en noviembre un total de 44.364 préstamos hipotecarios, un descenso del 0,3% respecto al ejercicio 2009.

Los préstamos sobre fincas rusticas que se cancelaron se aminoraron un 24,1%, y los cancelados sobre fincas urbanos se incrementaron un 0,7%. Las cancelaciones de préstamos formalizados sobre viviendas despuntaron en tasa interanual un 1,4%.

La cifra de fincas con préstamos formalizados por cada cien mil habitantes fue más elevada, en La Rioja con 382 y con 240 en León. Estas dos regiones fueron únicamente las que mostraron una tasa positiva de variación (30,4% – 7,6%), si bien, los progresos más negativos se produjeron en Cantabria (menos 36,1%) y Canarias (menos 32,6).

Las comunidades con una cuantía media hipotecada más elevadas fueron las Islas Baleares (189,960) y Madrid (187.925). Por su lado, las regiones con tasas positivas de variación más altas fueron las Islas Baleares (34,1 por ciento) y Castilla La Mancha (28,4 por ciento).

Las variaciones negativas se produjeron en Murcia (menos 28,2) y Cantabria (menos 26,7%). Las autonomías en las que la cifra de fincas con modificaciones en sus términos por cada cien mil habitantes fue menor son Valencia (204) y Castilla La Mancha (130).

Los que consiguieron una cifra más elevada de préstamos hipotecarios cancelados en el registro por cada cien mil habitantes fue la Comunidad Valencia con 149 y Andalucía con 136.

Préstamos hipotecarios al 100% al adquirir viviendas pertenecientes a la banca

26.01.2011

Este año será más complicado y costoso conseguir un préstamo hipotecario que en 2010. Actualmente, las entidades bancarias están más motivadas en conseguir que en prestar capital, por lo que otorgan menos hipotecas y en peores términos. Con la gran excepción, de cuando quieren vender alguna de las muchas viviendas que se incluyen en su importante cartera inmobiliaria, en ese caso, todo serán ventajas.

El gran número de embargos ejecutados en los últimos meses, ha incrementado muchísimo la cartera de inmuebles en propiedad de las entidades, que se están viendo obligadas a brindar muy buenos términos de financiación, para librarse rápidamente de ellas.

Ventajas en adquirir un inmueble propiedad de una entidad bancaria.

Financiación total (100%): podrá adquirir la vivienda sin necesidad de ahorros.

Amplio periodo de amortización: hasta en cincuenta años en algunos casos. Reintegrar la hipoteca en más años, aminora hasta un 40 por ciento la mensualidad a pagar.

Disminución de los costes: el interés brindado en estos préstamos hipotecarios es más reducido que el de cualquier otro préstamo comercializado, por la misma entidad.

Tasación gratis: las entidades bancarias, ya han realizado la tasación de sus inmuebles, lo que representa un ahorro para el usuario de entre doscientos a cuatrocientos euros.

Flexibilidad en el abono: todo son facilidades, durante los primeros meses no se paga nada, carencia en el periodo inicial, aplazamiento de mensualidades, etc.

Desventajas al adquirir un inmueble propiedad de una entidad bancaria.

No podrá elegir su vivienda, fuera de los inmuebles en cartera.

Deberá dar el visto bueno a la tasación realizada por la entidad.

Contratación de otros productos vinculados: tarjetas con gasto anual mínimo, seguros, etc.

Si bien, este último punto, es frecuente en casi todos los préstamos hipotecarios.

Por lo que es conveniente que examine con lupa tanto el préstamo hipotecario que solicita como la vivienda que se compra.

El retorno de los préstamos hipotecarios al 100%

24.01.2011

La crisis económica había ocasionado que los préstamos hipotecarios para la adquisición de una vivienda se esfumaran del mercado. Pero actualmente han reaparecido, por la imperiosa urgencia de las entidades bancarias de aligerar su gran cartera inmobiliaria.

Hay que admitir, que en la actualidad no son muchas las entidades que brindan hipotecas por el 100% del precio de la vivienda, pero indudablemente las hay, después de que el año pasado desaparecieran completamente del sector.

El resurgimiento de estos préstamos hipotecarios tiene lugar por el enorme stock de inmuebles acumulados por las entidades bancarias. La premura por librarse de estas viviendas, ha forzado a las entidades con sección inmobiliaria, a brindar unos excelentes términos de financiación.

Esto es una gran noticia para los que están pensando en comprar una vivienda. Si bien, la mayoría de entidades disponen de este producto hipotecario destinado a menores de 35 años, pero no todas lo brindan.

Las cajas de ahorro han vuelto a ser las primeras en reactivar estas hipotecas, algunas son: Caja Madrid, Caja Burgos, BBK o Caja Rioja. La gran parte de los préstamos hipotecarios comercializados cuenta con las ayudas de ayuntamientos o de las Comunidades autónomas.

No obstante, son más costosos que los préstamos hipotecarios tradicionales al 80%. Al solicitar una financiación al 100%, la entidad corre un riesgo más elevado al asignar el préstamo y provoca que estos préstamos sean más caros.

Normalmente, suelen solicitar un aval, cobrar intereses más altos y exigen convenir más seguros para su adjudicación.

Antes de contratar el préstamo hipotecario, debe tener presente que la financiación al 100%, se realizará sobre el importe de tasación, no sobre el importe de compraventa, por lo tanto tendrá que disponer de algunos ahorros para abonar la diferencia.

Hipoteca inversa frente a planes de pensiones

21.01.2011

Los trabajadores observan como sus ingresos bajan, cuando llega el momento de la jubilación. La gran parte no tienen contratado un plan de pensiones, para ampliar su pensión y el único recurso del que disponen es la propiedad de su vivienda.

Es la hora de buscar opciones, que permiten sostener en esta etapa una calidad de vida adecuada. Por esta razón, aparecieron hace unos años 2 productos bancarios: las rentas de por vida inmobiliarias y las hipotecas inversas, que suplen esta pérdida de nivel adquisitivo.

Una de las propuestas que está considerando el Ejecutivo, es ampliar a veinte años, el total para computar la pensión, lo que bajará la cuantía de la pensión.

Una alternativa sería contratar un plan de pensiones, pero para los que esta próxima su jubilación y son dueños de una vivienda, pueden optar por las rentas de por vida inmobiliarias y las hipotecas inversas.

Según un estudio confeccionado por el Grupo Retiro, el 83 por ciento de los mayores de 65 años son dueños de su vivienda, y el 87 por ciento residen en ella, aunque vivan solos. Por lo tanto el 85 por ciento de sus ahorros están depositados en el ladrillo.

Si bien, también es verdad, que al jubilarse desciende normalmente el poder adquisitivo, si no se dispone de otro producto bancario que remedie la bajada de ingresos.

Ante esta situación aparecen dos productos que vamos a analizar detalladamente.

Hipotecas Inversas.

Es un producto relativamente novedoso, comenzaron a surgir a finales de 2007. Son créditos con garantía hipotecaria, el contratante recibe unas retribuciones durante toda su vida o durante un tiempo concreto.

Se formalizan por medio de una aseguradora o entidades bancarias, según la esperanza de vida del mayor.

Con esta hipoteca no se pierde la propiedad del inmueble, una vez que muera el mayor contratante, sus herederos disponen de diversas opciones:

Subrogase por medio de otra hipoteca.
Cancelar el préstamo.
Vender el inmueble y abonar la hipoteca.
La entidad bancaria ejecute la hipoteca.

Esta clase de producto está indicado para las personas que quieran mejorar sus ingresos, pero a la vez dejar alguna herencia a sus familiares.

Por el momento, las entidades financieras que comercializan más este producto son las cajas de ahorro, por su función social con los mayores.

A este producto optan principalmente los matrimonios mayores, con edades entre 68 -75 años, cuyos ingresos mensuales oscilan entre seiscientos y mil euros.

Por ejemplo, si una señora viuda de 78 años, propietaria de una vivienda valorada en 280.000 euros que cobra una pensión de 500 euros por viudedad. Si contrata una hipoteca invierta puede suplicar sus ingresos, recibiría cada mes 650 euros más. Pero si la viuda percibirá una pensión de 875 euros, conseguirá 1.525 euros más.

Ventajas.

Los contratantes disponen de mayor liquidez.
No cambia la titularidad del inmueble, por lo tanto se garantiza la herencia.

Inconvenientes.

Las cuantías mensuales que se reciben normalmente son bajas.
Elevado coste de formalización.

Coste

Conllevan escrituras, notaría, etc., pero los gastos no son abonados al instante, sino que se suman al total que genera la deuda.

Fiscalidad.

Las rentas conseguidas por medio de las hipotecas inversas no tributan, ya que no consideran una disposición de una cuenta de crédito.

Rentas Vitalicias Inmobiliarias.

Reguladas en nuestro país desde 1890, la propiedad del inmueble pasa a manos de un grupo inversor o una sociedad familiar.

El contratante contará con el usufructo del inmueble, y recibirá una renta acordada, según la valoración de la vivienda. Además, estará exento de abonar tributos (como el Impuesto de Bienes Inmuebles), el seguro de continente o las derramas de la comunidad de propietarios.

Cuando el contratante muera, se puede acordar un mínimo asegurado, durante un tiempo concreto, como cinco o tres años.

Esta clase de producto es más recomendable para mayores sin hijos, que quieren disfrutar de la vida al máximo en esta etapa.

El fin por el que eligen este producto, es aumentar sus ingresos, si bien, para completarlos, cubrir sus necesidades mínimas o costearse el alojamiento en una residencia.

Por ejemplo, si una jubilada recibe una pensión de 875 euros y contrata una renta vitalicia, obtendría mensualmente 1.825 euros.

Ventajas.

Las cuantías mensuales que se reciben son más elevadas que las hipotecas inversa (normalmente ente un 25 -40 %).

Inconvenientes.

La situación no puede cambiarse, lo que conlleva la pérdida de la herencia.

Costes.

Son los inversores o sociedades las que se hacen cargo de todos los gastos.

Fiscalidad.

Si tributan, ya que son rentas, están sujetas y su porcentaje depende en la actualidad de la edad del contratante en la fecha de comenzar a percibir la renta.

Como estos dos productos anteriores, poseen más ventajas que inconvenientes, la contratación de ambos ha ido creciendo desde su lanzamiento.

Durante el año pasado las hipotecas inversas crecieron aproximadamente un 37% en comparación al ejercicio 2009, y las rentas vitalicias han crecido un 8,1%.

La crisis ha impulsado su contratación, por la subida de los precios y la paralización de las pensiones, además muchos mayores auxilian a sus familias que pasan por dificultades para pagar su préstamo hipotecario o porque han perdido su trabajo.

La próxima reforma de las pensiones, también potenciará la contratación de estos productos, principalmente por dos razones: la esperanza de vida crece y los jóvenes empiezan a trabajar cada vez más tarde.

Alternativas ante la dificultad de abonar la mensualidad de la hipoteca

20.01.2011

La Consultoría de Hipotecas Urgentes, Clifford Auckland, notifica un aumento en la cifra de consultas concernientes con la dificultad de abonar la mensualidad de las hipotecas.

Una fugaz negociación con la correspondiente entidad, es el primer movimiento para indagar una solución negociada, que evite males más importantes. En el caso de no hallar solución, lo más aconsejable es enterarse de las opciones que brinda el crédito privado.

Clifford Auckland, propone diversas alternativas a los hipotecados que no pueden enfrentar el abono de su préstamo hipotecario.

Buscar la negociación con la entidad lo más rápido posible, incluso antes de atesorar mensualidades impagadas.

Pedir una revisión de la cuota, según nuestra capacidad de abono.

Retrasar el abono de la mensualidad durante un tiempo.

Incrementar el plazo del crédito o solicitar un plazo de carencia.

Si posteriormente la entidad, no le ofrece una solución, su recomendación es que se dirijan al crédito privado, para encontrar la información y el asesoramiento sobre las diversas iniciativas que brindan las compañías de hipotecas, de capital privado.

Actualmente, las compañías de crédito, disponen de una variadísima oferta de servicios, que poco a poco se han convertido en la opción más viable a los préstamos tradicionales.

Antes estas compañías eran la única solución para muchos, ante la escasez de dinero y la negativa de los bancos a concedérselo. Desde el principio de la crisis, la desaprobación difundida a otorgar préstamos e hipotecas por parte de las entidades bancarias, ha derivado un incremento tanto en la clase como en la cifra de usuarios que acuden al crédito privado.

A los usuarios habituales, que no reunían las exigencias requeridas por las entidades, se han añadido una gran cantidad de personas, solventes y con capacidad crediticia, pero que no consiguen el ansiado crédito. Finalmente, también están llegando en gran medida al crédito privado, los que con un préstamo hipotecario otorgado, son incapaces de abonar sus mensualidades.

La Consultoría hace hincapié en el valor, de que las compañías privadas de crédito, sean competentes para ofrecer recursos a este grupo en aumento de personas, sin opciones de encargarse de sus mensualidades hipotecarias.

Clifford, destaca el hecho de que en cualquier situación, siempre se darán soluciones. Pero recalca, que lo más importante, es acudir a compañías apropiadamente autorizadas, que cumplan la vigente normativa de forma escrupulosa.

Si bien, durante el año pasado fue aumentando poco a poco la cifra de consultas recibidas por Clifford Auckland, vinculados con hipotecados incapaces de enfrentar sus mensualidad, ha sido en diciembre cuando el número ha crecido considerablemente.

La Consultoría considera este incremento como un anticipo de lo que posiblemente ocurrirá durante este año. Aumentarán los impagos de los préstamos hipotecarios, ante la escasez de recursos de los hipotecados.

A tener en cuenta antes de formalizar un préstamo hipotecario

18.01.2011

La contratación de un préstamo hipotecario es posiblemente la decisión con más peso en el futuro de la economía familiar, por lo tanto es algo que se debe meditar con calma.

Las entidades bancarias son inmóviles en sus pretensiones y en sufragar a los usuarios con un perfil bajo de riesgo, pero si el solicitante es solvente y aprueba la evaluación, tiene que tener presente diversas variables antes de rubricar el contrato hipotecario.

Financiación.

Actualmente la banca solo financia el 80 por ciento del valor. Por lo tanto, es preciso disponer del otro 20 por ciento, al que hay que añadir el costo de notaria e impuestos, que suponen un 10 por ciento del precio de la vivienda.

Todavía es posible conseguir un préstamo hipotecario por el 100 por cien, si se compra un inmueble propiedad del mismo banco que adjudica la hipoteca.

Vinculación.

Como ocurre en los depósitos los préstamos hipotecarios más ventajosos se asignan a los usuarios, que están dispuestos a soporte una dura vinculación con la caja o el banco.

Este vinculo consistirá en la domiciliación de la nómina, varios seguros aparte del habitual seguro de incendio.

Normalmente, el interés más bajo requiere además un consumo mínimo con una tarjeta o determinas aportaciones a un plan de pensiones.

Todo esto representa un gasto que habrá que añadir a la mensualidad, para calcular lo que nos supondrá todo cada mes.

Interés.

La gran mayoría de los préstamos hipotecarios comercializados en nuestro país (aproximadamente el 90%) relacionan su tasa de interés al Euribor (un año) al que se le suma un diferencial.

En este punto, es dónde la negociación se vuelve más dura entre la entidad y el usuario, y por aquí llegará la subida previsible para este ejercicio, la financiación para la compra de pisos.

Los analistas pronostican que se generalice la suma al Euribor de un diferencial de cien puntos, también se espera la subida del inestimable índice de referencia.

Precio del inmueble.

Las inmobiliarias todavía no han acabado su proceso de conciliación de hecho y de precios.

Aún queda espacio por recorrer para vender el gran stock de viviendas, calculado aproximadamente en un millón.

Los préstamos hipotecarios van a encarecerse durante este año y las entidades no van a ajustar nada su evaluación de riesgo.

El remedio, para el usuario estará en comprar un inmueble a un precio más barato, una aspiración imposible si se quiere comprar una vivienda ubicada en el centro de las grandes capitales. Pero habrá más posibilidades de lograrlo, si se compra un inmueble ubicado en la periferia o en algunas ciudades costeras, para las segundas residencias.

Hipoteca Ahorro de Banco Popular

17.01.2011

Si está planeando comprar, edificar o reformar una vivienda, el Banco Popular le puede ayudar a conseguirlo, poniendo a su disposición la Hipoteca Ahorro, una alternativa financiera con interesantes términos y que se adapta a su medida. Con la facilidad de unas mensualidades asequibles, que se adaptaran a sus circunstancias.

Con esta hipoteca podrá financiar como la mayoría de ofertas actuales el 80%, si bien, del valor de compraventa del inmueble o del valor tasado, es decir, la cantidad inferior de las dos.

Se fija 75 años como la edad límite que debe tener el hipotecado al vencimiento del préstamo hipotecario.

Periodos de amortización.

Mínimo: 1 año.
Máximo: 35 años.
Interés variable.
Primer semestre: Euribor (un año) más 0,50%.
A partir del 7º mes: Euribor (un año) más 0,70%.

Vinculación requerida y asociada al préstamo hipotecario

Domiciliación de la nómina.
Plan de pensiones, aportación superior o igual a seiscientos euros anuales.
Seguros, de crédito hipotecario y de hogar.

Si quiere irse de viaje o le surte un gasto inesperado, y le viene mal abonar la mensualidad, podrá aplazar al año hasta dos mensualidades, con un límite de diez hasta el vencimiento.

El Banco Popular recompensa su fidelidad aminorando el interés, según su nivel de vinculación. Algo a lo que ya estamos acostumbrados a ver en practicamente la mayoría de los producto de crédito.

Asimismo, podrá conseguir hasta dos años de carencia, mientras los cuales solamente abonarán los correspondientes intereses, pero nada del capital.

También, podrá lograr unas mensualidades más bajas, si deja hasta un 30% del capital en la mensualidad final.

Se propone impedir dar una hipoteca si la cuota supera el 30% de los ingresos

12.01.2011

Joan Herrera, lider del partido ICV-EUiA, ha propuesto en el parlamento catalán poder crear un decreto ley, en el cual no se permita que las personas que quieran hipotecarse con más de un 30% de sus salarios puedan optar a ella. Es por ello, que lo que se busca con esta proposición de ley, es que los prestamos hipotecarios solo sean concedidos a las personas que no le suponga más de un 30% de sus ingresos, y nunca superior a 30 años, buscando con tal fin eliminar la hipoteca de por vida.

Otra de las medidas que se quiere insertar en esta proposición de ley es que el valor concedido sea del 80% en las viviendas privadas, mientras que en las de protección pública el valor concedido podría ser del 100%.

Por otra parte, la proposición de ley también busca defender a las familias que estan hipotecadas y tienen una mala situación económica, ya que se pide que cuando una familia no pueda hacer frente al pago de la hipoteca, esta no se vea en la calle, sino que se busquen medidas como el alquiler de la vivienda, o hacer los pagos re ordenados según las posibilidades del hipotecado, haciendo que muchas familias puedan seguir viviendo en sus casas al no poder hacer frente a los pagos.

Es por ello, que Joan Herrera espera que la propuesta salga adelante en el parlamento catalan, ya que según el, estas medidas ayudarían a los futuros hipotecados a no sobre hipotecarse, mientras que los hipotecados tendrían nuevas medidas a la hora de ser embargados por no hacer frente a los pagos de la hipoteca.

El ICO solo emplea un 1% del saldo destinado para aplazar las hipotecas

10.01.2011

La línea ICO para la moratoria de préstamos hipotecarios habría financiado entre principios de marzo y hasta mediados de noviembre un conjunto de 13.664 transacciones acordadas por más de medio centenar de entidades bancarias diferentes, por una cuantía de 77,99 millones.

Esta cantidad, que representa escasamente el 1,27 por ciento, de los seis mil millones, de lo que está dotada, pone de manifiesto la escasa aceptación que ha tenido entre los usuarios esta línea, que finalizará el 28 de febrero próximo.

Así lo declaro el Gobierno en una respuesta facilitada en el Congreso de los Diputados, a una pregunta efectuada por una diputada del Partido Popular. El Ejecutivo, explicó que el contrato de esta línea ha sido acordado con setenta y cinco entidades bancarias.

El objetivo de esta línea, es la moratoria parcial y temporal en la obligación de abono de la mitad de la cuantía de las mensualidades hipotecarias durante 24 meses, con un límite mensual de quinientos euros. Sus agraciados son fundamentalmente autónomos con pocos recursos, desempleados y perceptores de alguna pensión de viudedad, que son titulares de un préstamo hipotecario suscrito antes del uno de septiembre de 2008, por una cuantía inferior o igual a 170.000 euros y que no se hallen en situación de morosidad.

Algunos consultores atribuyen el escaso éxito de esta línea, a que bastantes de los posibles beneficiarios no cumplen las exigencias (la mayoría tiene una hipoteca que supera los 170.000 euros) y que la gran parte de los grupos que pueden beneficiarse de estos créditos, no están predispuestos a prorrogar el abono del 50% de sus mensualidades, a cambio, de abonar a la vez la hipoteca y el crédito que supuestamente les ha valido para atenuar sus apuros económicos en los 24 meses anteriores.

Los usuarios que se hayan favorecido de esta línea ICO hipotecas, empezarán a reintegrarlos desde el mes de marzo del próximo año, y podrán elegir entre distintos periodos de amortización para reintegrarlo: tres, cinco, siete, diez o quince años. El interés, que deberán abonar asciende a Euribor (seis meses) más un 0,3% de diferencial.