El número de hipotecas constituidas sobre viviendas cae un 6.8% en julio

30.09.2010

El número de créditos hipotecarios cayó en julio por tercer mes consecutivo el 6.8%, pese a que se modera su caía respecto al mes previo, también se disminuye la cifra interanual acumulada.

Con dicho retroceso interanual, las viviendas hipotecadas encadenan entonces su tercera caída consecutiva tras la caída de mayo (-2,9%) y la de junio (-10,8%) por lo cual parecen haber entrado en una senda bajista pese a haber experimentado repuntes en los primeros 4 meses del año

Tristemente para el mercado inmobiliario español, en lo que va del año entre enero y julio, las hipotecas sobre vivienda constituida se redujeron en un 1.5% respecto al mismo período del año anterior, según los datos del INE. En lo que respecta al mes de junio, las viviendas hipotecadas han aumentado un 0.8% en julio frente al descenso del 1.1% de junio.

En lo que respecta al importe medio de dichos créditos, en el mes de julio el mismo se elevó a 122.238 euros, lo cual supone un aumento del 5.9% respecto al mes previo y un aumento del 2.3% en comparación con el mes precedente.

En cuanto al capital prestado para dichas hipotecas, en julio alcanzó los 6.792,75 millones de euros, un 1.3% menos que hace un año y un 3% más que junio. El valor de las hipotecas constituidas sobre fincas urbanas es de 10.500 millones de euros en julio, lo cual también supone una disminución interanual del 14.7%.

En lo que respecta a las entidades, en el mes de julio, las cajas de ahorro fueron quienes concedieron el mayor numero de préstamos hipotecarios (52%), seguidas por los bancos (37%) y otras entidades financieras (10.2%).

En lo que respecta al capital prestado, fueron las cajas de ahorro quienes concedieron un 46,7% del total mientras que los bancos prestaron un 43% y las demás entidades financieras el restante. A su vez, el tipo de interés medio sobre esta clase de préstamos fue de 3.77% en julio, lo cual implica un descenso del 13.5% en la tasa interanual y del 4.1% respecto a junio del 2010.

Las cajas de ahorro ofrecieron un interés medio del 3.93% y un plazo medio de amortización de 22 años, mientras que los bancos disminuyeron este interés al 3.59% y aumentaron el plazo medio de amortización a 22 años.

En lo que respecta al tipo de contrato según interés, en julio el 96,2% de las hipotecas constituidas utilizo un tipo de interés variable, mientras que un 3.8% optaron por un interés fijo. En lo que respecta al interés variable, la referencia más utilizada fue el Euribor en el 89% de los nuevos contratos.

Altamira Real Estate regala un año gratis de hipoteca

27.09.2010

Con el mercado inmobiliario español en descenso, las entidades financieras han adoptado ciertas medidas para estimular la adquisición de viviendas por parte de los españoles. En esta nota, la sociedad inmobiliaria del Banco Santander, Altamira Real Estate, ha lanzado un par de ofertas muy interesantes para aquellos interesados en adquirir así como alquilar una vivienda.

Por lo primero, aquellos que adquieran alguna de las viviendas seleccionadas antes de culminar este año podrán beneficiarse de un año de hipoteca gratis. Obviamente el crédito hipotecario habrá de contratarse en el Banco Santander y el descuento máximo aplicable es de 7200€ (unos 600€ al mes).

No obstante, dicho año “gratis” únicamente se aplica a una selección de viviendas. En otras viviendas de la inmobiliaria, el comprador se verá beneficiado al no tener que pagar el impuesto derivado de la compra, sea este en forma de IVA ó en forma de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, para las viviendas de segunda mano.

A su vez, en materia de alquileres, los clientes que deseen alquilar una vivienda del grupo se podrán beneficiar de dos meses gratuitos de alquiler.

El director comercial del grupo inmobiliario, José Manuel Rasines, ha comentado en un comunicado que “la oferta amplia y atractiva de inmuebles con la que cuenta Santander Altamira Real Estate y este paquete de ventajas adicionales son una excelente oportunidad para aquellos compradores que quieren adquirir una vivienda o bien alquilarla”.

La morosidad de los préstamos hipotecarios se fija en julio en el 2,57%

22.09.2010

La asignación de préstamos hipotecarios continúa detenida. En julio, el saldo de las hipotecas se ubico en 1.093.225 millones, un descenso del 0,32 por ciento en comparación con el año anterior. En cuanto a la morosidad de esta sección se estaciono en 2,57%, menos del cincuenta por ciento que la del global de crédito a compañías y hogares.

Los préstamos hipotecarios suponen un 62,82% de la cifra total del saldo del préstamo, respeto al 60,5% de julio del año pasado, estos datos tienen una validez comprobada ya que han sido remitidos por la Asociación Hipotecaria Española. Pese a que los créditos inmobiliarios continúan detenidos, su reducción es menor a la que anota el crédito en conjunto.

El progreso de la adjudicación de hipotecas, si bien, no ha sido idéntico para las entidades. Los bancos anotaron una evolución de un 0,74% de su saldo activo, 404.829 millones. En cambio, las cajas registraron una bajada de un 1,17%, aunque el total 600.487 millones, por lo tanto continúan líderes.

La mora de las hipotecas para la compra de vivienda es semejante para cajas y bancos: 2,65% y 2,31% respectivamente.

Atrapados por las hipotecas en divisas

14.09.2010

Atrás quedaron los tiempos en los cuales los clientes se hipotecaban por divisas. Este era un tipo especial de hipotecas que requería un buen conocimiento de divisas y fluctuaciones económicas. De este modo mucha gente se hipotecaba con francos suizos o yenes. No obstante, hoy por hoy, los bancos ya casi no ofrecen dicha posibilidad, en parte por el peligro que supone al cliente y en parte por la incertidumbre de las divisas.

Entidades financieras como Barclays o Banco Santander siguen comercializando este tipo de hipotecas pero únicamente a aquellos clientes con alto poder adquisitivo así como elevados conocimientos financieros.

No obstante, otras entidades financieras como Bankinter han abdicado de este tipo de hipotecas declarando que hace tiempo que ya no las comercializan. Por su parte, el Banco Santander afirma que mientras aún comercialicen estos productos, afirman que se trata de un volumen de negocio prácticamente marginal.

Los especialistas no las recomiendan puesto que son hipotecas de mucho riesgo que, a su vez, son bastante difíciles de gestionar. De modo que ya no son recomendables para un inversor particular sino únicamente para aquellos que están por encima del mercado. Aquí se sigue una máxima financiera “nunca te endeudes en una moneda ajena”.

“ Este tipo de productos únicamente es rentable para aquellos que tienen capacidad económica para amortizar el cambio de divisa cuando la misma baja frente al euro. Los prestatarios normales han de abstenerse” afirma Natalia Aguirre, responsable del departamento de análisis de Renta 4.

Lo cierto es que de momento la gente se siente más cómoda vendiendo dólares y euros para comprarse yenes y francos suizos. No obstante, pese a que estas monedas logran mantenerse fuertes, las hipotecas relacionadas con las mismas se encarecen.

Un ahorrador consultado por el periódico de “el país” afirma que ha sufrido mucho con este tipo de hipotecas. Según comenta, el mismo suscribió en el año 2007 una hipoteca con una entidad financiera española por un valor de 360 mil euros denominados en yenes. En aquella época el euro marcaba un cambio muy favorable para endeudarse frente al yen de 154 unidades. En aquellos momentos, el hipotecado pagaba 1600 euros al mes pero en yenes comprados. Pero luego de un tiempo hubo un gran cambio en la moneda del yen y sin haber cambiado su hipoteca a francos suizos ha pasado de tener una hipoteca de 360 mil euros a tener una de 410 mil gracias a la devaluación del yen. De modo que ahora en lugar de pagar sus 1600 se ha visto forzado a pagar 2100, lo que son 500€ por encima de su hipoteca inicial.

Lo cierto es que así como advierten los expertos, en estos tiempos de incertidumbre económica internacional, no hay moneda que se salve y si se va a devaluar alguna, mejor que sea la propia para poder seguirle el ritmo a la hipoteca.

Las hipotecas sobre viviendas vuelven a caer

09.09.2010

El porcentaje de hipotecas sobre viviendas ha experimentado una bajada de un 17,7% en Baleares a lo largo de este último mes de junio. Dicha bajada ha situado las hipotecas en 1390. No obstante, se trata de un descenso bastante superior a la media nacional en donde ha experimentado un retroceso de un 10.8% en relación al mismo mes del año pasado.

En una tasa intermensual, las viviendas hipotecadas en Baleares han descendido un 8.3% respecto a mayo de este mismo año.

El importe promedio de los prestamos hipotecarios sobre viviendas ha alcanzado en este mes de junio la cifra de 137.47€, un 20% más alto que en junio del año pasado. A su vez, el capital prestado para dichas hipotecas ha bajado en un 1% en tasa interanual.

En junio fueron canceladas en Baleares 664 hipotecas, lo cual equivale a un 7% más que el mismo mes del 2009.

En materia de hipotecas sobre fincas rusticas y urbanas, en junio del 2010 se han prestado 2012 créditos para este fin, lo cual supone un descenso del 22.7% respecto a junio del 2009.

En el archipiélago el número de fincas hipotecadas por cada 100.000 habitantes alcanzó las 239, un descenso de un 23.6%, teniendo un importe promedio de 152 mil euros. En junio se cancelaron en el archipiélago 113 hipotecas.

Discriminando por comunidades, las comunidades con mayor importe promedio en materia de hipotecas han sido Madrid, con un importe de 179.239€ y el País Vasco con 179.204€.

¿Es el momento de buscar una hipoteca a tipo fijo?

05.09.2010

Los que revisaron su hipoteca en el mes pasado abonaran un tipo de interés superior al de hace doce meses, esto hecho no sucedía desde hace veintiún meses, pero desgraciadamente será un hecho que se repita en los próximos meses si las económicas continúan progresando gradualmente.

Por lo que, la contratación de un préstamo hipotecario a interés fijo es una opción a una posible subida de remuneraciones. No es un mal plan, asegurarse un tipo del 4,4% durante los próximos treinta años.

Un préstamo a tipo variable conlleva actualmente, el abono de un interés cercano al 2,2 o 2,4%, adición del Euribor (último dato 1,4%) más un diferencial que oscila entre el 0,8 y el uno por ciento, según el banco y el usuario. Por el contrario, un préstamo hipotecario a tipo fijo ronda el 5% de interés, igualmente según la entidad y el vencimiento de la hipoteca. Por lo tanto, actualmente los préstamos hipotecarios a tipo fijo, abonan el doble de interés que los de tipo variable, pero esto puede cambiar.

El pronóstico de los analistas es que el Euribor a un año, siga subiendo en los próximos meses, principalmente porque el Banco Central Europeo alzara el tipo de mediación de un momento a otro para impedir que la inflación suponga un problema.

Se espera que el presidente del BCE haga este movimiento entre abril y junio del próximo año, con una subida del 0,25, para terminar el ejercicio en el 1,5%. Esta medida aumentará el Euribor en todos sus periodos.

3 meses – 2,13%.
12 meses – 2,5%.

Si bien, la evolución del Euribor dependerá exclusivamente del progreso de las economías de la zona euro. Por el momento, se ha restringido la gran bonanza de liquidez y se ha finalizado la adquisición de deuda, todo parece indicar que el próximo paso es la subida de los tipos.

De todas formas, la contratación de un préstamo hipotecario a tipo fijo tiene lógica cuando los intereses son reducidos y se prevé una subida, como está ocurriendo en este momento.

Por raro que parezca actualmente, los tipos de interés casi nunca han gozado de un tiempo de estabilidad tan largo como el presente. En Europa, han oscilado, entre el uno y el 4,75% en la última década, y de 2003 a 2005 se ubicaron en torno al 2%.

Un préstamo a tipo fijo, protege al hipotecado de una súbita fluctuación de los tipos de interés, ya que todos los años se abona el mismo interés acordado. Esta es la ventaja más importante, en comparación con el variable ya que suelen disponer de un periodo de término menor (esto también aminora el abono de intereses hasta el vencimiento) y supone comisiones más cuantiosas.

Esa mayor rigidez en los préstamos hipotecarios a tipo fijo, es por lo que la entidad incide en un mayor riesgo que con la comercialización de un préstamo hipotecario a tipo variable, ya que en un entorno de inesperada subida de tipo de interés, el banco recogerá el mismo interés aunque tendrá que capitalizarse a un importe más elevado.

Peses a todo esto, el importe de los préstamos a tipo fijo (alrededor del 5,5%) está en equilibrio con el bono español (4,85% a 30 años), lo que significa quien lo suscribe se financiara a un importe más barato que el Estado.

Las hipotecas sobre viviendas bajaron un 10,8% en junio

01.09.2010

El mercado inmobiliario ya ha dejado lejos aquellos meses en los que mes tras mes el número de hipotecas se multiplicaba: ahora está no solo algo estancado, sino que va descendiendo. En concreto, en junio se concedieron 55.143 hipotecas, un 10,8% menos que un año antes. La caída es también pronunciada con respecto a mayo, con un descenso de un 1,1%.

En cuanto al importe medio de esas hipotecas sobre viviendas, sí aumentó con respecto a 2009, en un 1,4%; aunque el capital total prestado bajó un 9,6%, quedándose en 6.592,1 millones de euros.

Los datos relativos al capital de los créditos hipotecarios sobre fincas rústicas y urbanas cayó un 25,3% y se quedó en 10.541,7 millones; mientras que, al contrario que en el caso de las viviendas, el importe medio de estas hipotecas bajó un 14,1% con respecto a junio de 2009.

El tipo de entidad preferida para constituir los préstamos hipotecarios siguió sus líneas generales: las cajas de ahorros concedieron un 51% del total de las hipotecas, los bancos un 38,3%, y otras entidades el 10,7% restante.

El tipo de interés medio fue del 3,93%, un 12,1% menos que hace un año, siendo el Euribor el tipo de referencia más utilizado (en el 87% de los nuevos contratos). Además, el número de novaciones bajó un 20,7%, y el de subrogaciones un 38,9%. Hubo también cambios de titularidad en las hipotecas (un 17,5% menos).

En cuanto a los datos por comunidades, las que más aumentaron su número de hipotecas por cada 100.000 habitantes fueron La Rioja (195,9%) y Asturias (52,4%), frente a las evoluciones más negativas de Murcia (-30,5%) y Aragón (-27,7%).