Los españoles notan el endurecimiento de las condiciones de las hipotecas

27.08.2010

Acceder a un préstamo hipotecario ya no es tan fácil como hace unos años, cuando eran todo facilidades, y los españoles son conscientes de este hecho. Según una encuesta del portal inmobiliario Pisos.com, el 88% de los españoles considera que las entidades han endurecido sus condiciones para contratar una hipoteca.

Pero bueno, eso significa que hay un 12% que ve las cosas de otro color. Según los resultados de la encuesta, un 1% opina que todo sigue igual, y un optimista 5% cree que las ofertas hipotecarias de ahora son mejores que las que había antes.

Los clientes suelen quedarse con su banco o caja de ahorros de siempre a la hora de contratar una hipoteca, sin buscar mucho más. De hecho, un 32% de los encuestados tan solo preguntó en su sucursal, sin preocuparse por encontrar otras ofertas. Aunque un 20% sí que consultó varias entidades, pero acabó quedándose en su banco o caja de siempre.

En cuanto a las renegociaciones de condiciones, tampoco parece algo demasiado habitual. Un 44% asegura no haber necesitado nunca renegociar los requisitos iniciales del préstamo, mientras que el 35% que lo intentó no consiguió nada. Los que se salieron con la suya fueron el 10% que consiguió una reducción del diferencial, la eliminación de las comisiones o el retraso un par de meses del pago de la letra.

Con la subrogación pasa un poco lo mismo: los que lo intentan no lo consiguen (un 47% de los encuestados), y a otros muchos no les parece necesario (un 36%). De los que lo han conseguido (un 17%), la mayoría (13%) están contentos, mientras que el resto se arrepienten del cambio.

Y luego nos quedan los eternos productos asociados: el 88% de las hipotecas requieren un seguro de hogar, un 68% uno de vida, un 67% la domiciliación de la nómina, y un 49% las tarjetas de crédito.

Subrogar préstamo hipotecario a iBanesto

18.08.2010

Estás pagando tu hipoteca y, aunque los tipos del Euribor están por los suelos, tú no lo notas en tu cuota y sigues llegando con problemas a fin de mes. ¿Te suena? Pues te vamos a dar una opción para conseguir una hipoteca con condiciones más ventajosas: la subrogación.

Este proceso, que consiste en el traslado de la hipoteca a una entidad que ofrezca mejores condiciones, está bastante de moda últimamente, y los bancos se han lanzado a por las hipotecas de los demás con ofertas especiales por subrogación.

Un ejemplo de esto es iBanesto, que se compromete a pagar todos los gastos que supone el traslado, desde las comisiones de cancelación de la entidad previa hasta los gastos de tasación o de notaría. Con esta oferta se cae uno de los grandes inconvenientes de las subrogaciones, lo caro que es el proceso.

Pero no todo iba a ser perfecto. iBanesto también pide algo a cambio: tienes que domiciliar dos recibos y contratar un seguro Multirriesgo del Hogar que asegure tu vivienda. Esto, por supuesto, te reportará gastos extra, además de una fidelización mayor con la entidad, por lo que deberías valorar si de verdad te convence.

¿Qué opinas? Si estás pensando en realizar una subrogación, estate atenta a todas las entidades, ya que ahora mismo casi todas ofrecen esta posibilidad con condiciones muy ventajosas. Eso sí, fíjate bien en la letra pequeña, y quédate con las condiciones a largo plazo, ya que son las únicas ventajas. Al margen de eso, ¡ánimo con tu decisión!

Caja Cantabria se une al Pacto por la Vivienda facilitando financiación

06.08.2010

El Pacto por la Vivienda en Cantabria empieza a rodar, y el Gobierno regional ya ha firmado su primer convenio con una entidad financiera para facilitar las líneas de crédito que ayudarán a la financiación de la compra de vivienda en stock. ¿La entidad que ha abierto la veda? Caja Cantabria.

Es decir, si eres cliente de esta entidad, ya puedes ir a alguna de sus oficinas e iniciar los trámites para pedir las ayudas, que tienen como fin último reactivar la economía y el sector inmobiliario, uno de los más perjudicados por la crisis financiera.

Si no eres cliente de Caja Cantabria, no te preocupes, ya que el Gobierno de la Comunidad tiene pensado firmar este tipo de acuerdos con más entidades, entre las que están, de momento, BBVA, el Banco Santander y La Caixa. Y en último caso, siempre te puedes convertir en cliente de alguna de ellas si tu entidad no entra dentro del Pacto.

Pero, ¿en qué consiste este Pacto por la Vivienda y estos acuerdos con entidades? Pues bien, se trata de conceder préstamos reintegrables de hasta 15.000 euros a los ciudadanos que compren a bancos o promotores una vivienda en stock, medida para la que se han habilitado 35 millones de euros. Eso sí, el precio de la vivienda no podrá superar los 245.000.

¿Te animas? Ve a alguna oficina de Caja Cantabria (de momento, dentro de poco podrás hacerlo en otras entidades) y pregunta. No pierdes nada por hacerlo.

Menos hipotecas y por menor importe en el primer semestre

02.08.2010

Como si hasta ahora no nos hubiésemos enterado de la crisis, las cifras referentes a hipotecas y a los importes concedidos en este concepto han continuado bajando durante el primer semestre. Lo que significa que hace un año, cuando las cosas iban peor, se concedían más hipotecas. Pero nunca es tarde para que llegue la prudencia.

Las cifras más concretas dicen que los bancos concedieron en Córdoba hasta mayo 328.187 millones de euros en préstamos hipotecarios, un 8,23% menos que durante el mismo periodo de 2009. El importe medio para la adquisición de un piso en la provincia fue de 98.140 euros, casi 13.500 menos que en 2009.

En cuanto al número de hipotecas constituidas entre enero y mayo, bajó de 3.461 a 3.344 préstamos, aunque si miramos mes por mes, en mayo el número de créditos subió un 6%.

Pero donde las cifras son bastante significativas es en el número de viviendas de protección oficial visadas, que bajaron un impresionante 93,5% durante el primer semestre, pasando de 777 en ese periodo de 2009 a tan solo 50.

Este último hecho, el de la caída de las viviendas de protección oficial, puede sumarse a las razones de la caída de las hipotecas y los importes, junto a las causas más claras: la prudencia de los clientes a la hora de cambiar de vivienda y la de los bancos a la hora de conceder créditos.