Swap: Nuevo enemigo de los hipotecados.

26.05.2009

Las cláusulas suelo: situación a la que tuvieron que enfrentarse los clientes con préstamos hipotecarios vigentes ante la imposibilidad de obtener una rebaja en sus cuotas a pesar de la caída de los tipos de interés y el euribor.

¿Por qué? : Pues porque los bancos y principalmente  los notarios, no cumplieron con sus obligaciones en la época de bonanza de explicar a los clientes el significado de las cláusulas contempladas en las escrituras, a pesar de ser una de sus obligaciones.

Ahora además del “suelo” tenemos el “swap” un producto financiero complejo y antiguo pensado para empresas y autónomos mediante el cual los bancos acuerdan que los créditos se referencian a un tipo fijo durante un plazo determinado establecido por la entidad independiente de las condiciones externas.

Si bien no está pensado para hipotecas los bancos comenzaron a incluirlo en los créditos hipotecarios cuando el euribor alcanzó su máximo.

Esta situación hace que por mucho que bajen los tipos el préstamo hipotecario no lo hará, además se firma en un contrato anexo y está considerado un abuso con tintes de “timo” para los clientes, ya que además dentro de los plazos fijados con tipo fijo en diferentes periodos del préstamo existen cláusulas suelo.

La cancelación de este producto financiero acarrea un elevado gasto por lo que las personas están atadas de pies y manos.

Muchos empleados de las entidades bancarias reconocen el oportunismo del producto y las indicaciones de incluir este tipo de cláusulas en las hipotecas por parte de los órganos directivos.

Existen sentencias favorables a los clientes por falta de información y es de esperar que ahora que el Defensor del Pueblo califica de inoperante al servicio de reclamaciones del Banco de España por no tutelar a los clientes y sus derechos , se tomen cartas en el asunto y no se obligue a los usuarios a contar, además, con la liquidez necesaria para acudir a los tribunales.



Comentarios

¿Algo que comentar?